| Ciclismo | DESTACADO | Tour de Francia | Así será el Tour de Francia 2017

CiclismoDESTACADOTour de Francia

Así será el Tour de Francia 2017

Ya está aquí. Quedan ocho meses y medio para que arranque, pero hoy se ha presentado el que será el recorrido del Tour de Francia 2017. Se disputará entre el 1 y el 23 de julio. Partirá de Dusseldorf (Alemania) y concluirá, obviamente, en los Campos Elíseos de París. El objetivo de la organización parece […]

Ya está aquí. Quedan ocho meses y medio para que arranque, pero hoy se ha presentado el que será el recorrido del Tour de Francia 2017. Se disputará entre el 1 y el 23 de julio. Partirá de Dusseldorf (Alemania) y concluirá, obviamente, en los Campos Elíseos de París.

El objetivo de la organización parece bastante evidente. No quieren que se establezca una hegemonía en la carrera por parte de Chris Froome. El ciclista británico, dominador de la carrera en el último lustro podría ser el gran damnificado del recorrido presentado. El Tour tendrá apenas 36 kilómetros contrarreloj (en dos etapas), poco final en alto, muy poca presencia en los Pirineos y una gran importancia de los descensos.

Así pues, será Dusseldorf quien dé el pistoletazo de salida a la Grande Boucle el 1 de julio de 2017. Será una contrarreloj de 13 kilómetros, individual, que marcará las primeras diferencias entre los favoritos. Objetivo: que se pueda mantener el maillot amarillo unas cuantas jornadas. El Tour visitará, además de Alemania, Bélgica y Luxemburgo antes de adentrarse en Francia.

El primer final para los “uphill finishers” llegará en la tercera etapa, la primera que pise territorio francés. Será en Longwy, con un final de 1,6 kilómetros al 5,8%.

La montaña llegará muy pronto, en la quinta etapa. La Planche des Belles Filles será el primer juez de la carrera. Allí han ganado Froome y Nibali. Dos días después, el pelotón llegará a Nuits-St-Georges, donde la organización espera que el viento sea protagonista.

Ese fin de semana llegará la montaña plena. Dos etapas consecutivas con finales en la estación de esquí de Les Rousses y sobre todo, la etapa con final en Chambéry, donde los ciclistas deberán superar un desnivel positivo de 4.600 metros antes de lanzarse en un descenso de 12 kilómetros hasta Chambéry, con otros 13 de terreno llano donde a alguno se le puede hacer más duro que las subidas anteriores. Subidas al Col de Biche (10,5km al 9%), al Grand Colombier (8,5km al 9,9%) y el Mont du Chat, un auténtico coloso de 8,7km al 10,3% de media.

Llegará el primer descanso, y la carrera se lanzará hacia los Pirineos. Apenas dos etapas ha preparado la organización en el macizo que comparte Francia con España. Dos etapas muy diferentes que pueden ofrecer mucho espectáculo. La primera con final en Peyragudes, donde Alejandro Valverde ya levantó los brazos en 2012. Un encadenado por Menté, Balès, Peyresourde y Peyragudes muy atractivo.

La segunda etapa pirenaica entra en la nueva modalidad que tan buen resultado está dando en las Grandes Vueltas. Etapa corta de 100 kilómetros con meta en Foiux. Antes, habrá que subir Agnès y el Mur de Peguère, un puerto de 9,3 kilómetros al 7,9% pero con unos últimos 3,5 kilómetros donde no se baja del 11%.

La carrera se dirigirá al este, buscando los Alpes vía Macizo Central, donde la etapa de La Puy-en-Velay ofrecerá espectáculo. Ya en los Alpes, hay dos etapas. Dos etapones que deberían decantar la carrera más todavía.

La primera serán 183 kilómetros buscando el mítico Galibier. Previo pasó por la Croix de Fer y el Télégraphe antes de llegar a los 2.642 metros de altitud del coloso alpino. La última jornada de montaña llegará en el Izoard. 178 kilómetros con el Col de Vars antes del coloso Izoard.

Después, quedará una etapa de transición antes de la última contrarreloj, en Marsella. 23 kilómetros que ensucian la carrera. Parece la excusa de la organización para poner algo de contrarreloj “sin querer ponerla”. La carrera poco podría cambiar en la cita previa al paseo triunfal del vencedor en los Campos Elíseos.

Así pues, un Tour de Francia 2017 con muy poco protagonismo de contrarreloj, un buen protagonismo de montaña y un deseo claro por evitar la hegemonía de Chris Froome, así como intentar que Bardet pueda dar el zarpazo definitivo en la clasificación general y rompa la maldición francesa en su gran carrera.

(Foto: Twitter)

(Foto: Twitter)

leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Name*

Email*

Website