| Fútbol | Liga Santander | Real Betis | Una nueva guerra institucional en el Real Betis Balompié

FútbolLiga SantanderReal Betis

Una nueva guerra institucional en el Real Betis Balompié

La inestabilidad institucional y deportiva del Real Betis está siendo evidente durante los últimos años. En la última década han pasado catorce entrenadores por el banquillo del Benito Villamarín. Mientras que siete han sido los presidentes al frente del club verdiblanco. Unas cifras que hacen ver la tormenta perfecta que viene atravesando el equipo. Los malos […]

La inestabilidad institucional y deportiva del Real Betis está siendo evidente durante los últimos años. En la última década han pasado catorce entrenadores por el banquillo del Benito Villamarín. Mientras que siete han sido los presidentes al frente del club verdiblanco. Unas cifras que hacen ver la tormenta perfecta que viene atravesando el equipo. Los malos resultados deportivos no han hecho más que incrementar la difícil situación que vive la entidad.

Las derrotas del Betis por 1-4 frente al Deportivo Alavés y el 4-0 frente al Club Deportivo Leganés, en las jornadas 35 y 36 respectivamente, han provocado un desangramiento en el proyecto deportivo verdiblanco. La destitución de Víctor Sánchez del Amo al frente del Betis ha sido la primera medida para salvar la situación. Una solución que ha abierto una nueva guerra institucional en Real Betis. La no continuidad del técnico madrileño es una decisión consensuada por parte de los seguidores verdiblancos. Sin embargo, los malos resultados del equipo han provocado que los hecho se precipiten. Ángel Haro, presidente de la institución, y su proyecto ‘Ahora Betis Ahora’ están en el punto de mira.

Proyecto “Ahora Betis Ahora”

El 23 de septiembre de 2015 ‘Ahora Betis Ahora’ se imponía en la Junta General Extraordinaria de Accionistas del Betis. Desde ese momento, el proyecto de Ángel Haro y José Miguel López Catalán ha ido cumpliendo punto por punto una serie de promesas. Entre ellas se encuentran la obra del Gol Sur, que finalizará este verano. Así como la implantación de una radio y televisión para la entidad, junto con la oficina de atención al bético. Además de  la continuidad de los proyectos del Fútbol Femenino y el Real Betis Futsal, equipo de fútbol sala. Una modernización institucional que se ha realizado con éxito pero a la cual no le han acompañado los resultados deportivos.

Miguel Torrecilla era el hombre clave del proyecto de ‘Ahora Betis Ahora’. El director deportivo salmantino llegaba a la institución verdiblanca con el prestigio que se había ganado gracias a su buena labor en el Real Club Celta de Vigo. Además, su aterrizaje cumplió con el requerimiento de fortalecer una parcela que llevaba años sin encontrar a la persona adecuada. Todo ello hacía presagiar un asentamiento de un proyecto deportivo por primera vez en muchos años en el Benito Villamarín. Sin embargo, las cosas se empezaron a torcer demasiado pronto. El mal comienzo del equipo junto con la mala relación de Gustavo Poyet con la afición verdiblanca provocaron la primera grieta el 12 de noviembre.

La destitución del entrenador uruguayo suponía un revés para el planteamiento definido por Torrecilla. A pesar de ello, el buen comienzo del sustituto Víctor Sánchez del Amo hizo olvidar por algunas jornadas ese derrumbamiento que ha llegado en las últimas semanas. El equipo no ha sabido encontrar una filosofía futbolística propia durante la temporada. Una falta de ideas que únicamente se ha visto solventada con la gran temporada de Dani Ceballos. El utrerano es la única luz de la oscura temporada vivida en el Betis. Una campaña que por suerte para los intereses verdiblancos tenía tres equipos que eran firmes candidatos al descenso.

Guerra institucional

Los pésimos resultados deportivos han desatado una nueva guerra institucional. Actualmente hay un duelo de candidaturas entre ‘Arriba Betis Campeón’ de Rafael Salas y ‘Ahora Betis Ahora’ de los actuales dirigentes verdiblancos. Dos proyectos enfrentados que pretenden hacerse con el gobierno del Real Betis. Una carrera por el poder que verá su final en la Junta de accionistas que se celebrará el próximo 29 de junio. Actualmente Haro y Catalán gobiernan con un 10% accionarial, mientras que Salas ha conseguido un 5%. Un porcentaje con un total de 6000 acciones que es suficiente para solicitar la Junta de accionistas.

‘Arriba Betis Campeón’ ha aparecido en un momento fatídico para el futuro del equipo. La mala situación que atraviesa actualmente la institución hace que peligre de nuevo la estabilidad de un club que parece una montaña rusa. El proyecto de Haro y Catalán está más en entredicho que nunca. La buena gestión institucional junto con los malos resultados deportivos ha provocado que recurran a Lorenzo Serra Ferrer. El balear desembarca por tercera vez en el Betis en esta ocasión como vicepresidente deportivo. Un hombre de fútbol que conoce a la perfección la idiosincrasia bética. Un movimiento que algunos han llamado electoral pero que era necesario para los intereses béticos.

Una guerra de desgaste entre ambos proyectos que favorece a la institución. Principalmente porque el debate siempre es positivo. La presentación de dos proyectos con sus virtudes y defectos hará que los accionistas elijan lo que crean más interesante para el Betis. Un duelo que además ve como por la vía judicial sigue Manuel Ruiz de Lopera. El expresidente bético posee el 31,38 por ciento de las acciones, aunque actualmente ese paquete se encuentra con medidas cautelares.

Una nueva revolución

La próxima temporada supondrá la enésima revolución en la plantilla verdiblanca. Aunque si ‘Arriba Betis Campeón’ sale vencedor de la Junta de accionistas del 29 de junio la revolución sería en todas las parcelas del club. Si continúa el proyecto actual con Serra Ferrer como hombre fuerte en lo deportivo llegarán mínimo 10 futbolistas nuevos. El doble de los cuatro o cinco cambios que tenía previsto Torrecilla a mediados de temporada. Aunque en lo que sí parece que están de acuerdo es en el interés en Quique Setién, actual entrenador de la UD Las Palmas. El cántabro es un viejo deseo del Betis, que ya lo intentó fichar en el verano de 2014 con Alexis, actual entrenador, como secretario técnico. El año pasado Miguel Torrecilla hizo un nuevo intento sin éxito, así que quizás a la tercera va la vencida.

Nolito en el punto de mira

Entre los nombres que suenan para reforzar la plantilla de cara a la próxima temporada sobresale el de Nolito. El Betis buscará la cesión del futbolista del Manchester City.El gaditano busca asegurarse minutos para asegurarse el pasaporte con España para el Mundial 2018 en Rusia. Sin embargo, la operación parece muy complicada debido al elevado salario del futbolista. Un movimiento que a priori parece ilusionante a pesar de su dificultad. Cada vez más parece evidente que Haro y Catalán buscan devolver la ilusión a un aficionado bético herido. Una ilusión que pasa por las botas de Dani Ceballos y un proyecto a su alrededor.

El utrerano es el faro del Betis. El canterano ha rendido a un nivel estratosférico desde la llegada de Víctor Sánchez del Amo al banquillo bético. A sus 20 años se ha erigido como el capitán del equipo mostrando sus galones partido tras partido. Es por ello que el Betis se encuentra actualmente negociando una mejora en el contrato de Dani Ceballos. El futbolista tiene una cláusula de rescisión de 15 millones de euros, una cifra muy baja para la calidad del jugador. El conjunto verdiblanco quiere aumentarla hasta los 25-30 millones, mientras que el jugador quiere ver un ascenso en su salario para situarse como el mejor pagado de la plantilla. En su llegada, Serra Ferrer ha mostrado su intención de hacer todo lo posible para la continuidad del Ceballos.

Creo que a Ceballos todavía lo tiene que disfrutar la afición del Betis y así saldrá como una figura. Tenemos que ser pacientes y darle consejos. Le haremos un gran favor, si a él le apetece, si sigue aquí

La continuidad de Dani Ceballos es clave para asentar un proyecto que lleve al éxito. Con los conocimientos de Serra Ferrer al frente de la parcela deportiva, junto con Miguel Torrecilla de director deportivo, el objetivo del Betis tiene que ser rodear al utrerano de buenos jugadores. Todo ello acompañado de una estabilidad institucional que junto con los éxitos deportivos sitúen al club verdiblanco a la altura de una afición que necesita hechos para seguir creyendo en su equipo después de tantos fracasos.

(Fotos: Twitter)

leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Name*

Email*

Website